TERAPIA SEXUAL

Terapias Cognitivo-Conductuales

 

La  conducta incluye la emoción y la cognición, y no sólo el comportamiento motor públicamente observable. Las  estrategias cognitivo-conductuales son enteramente compatibles e integradas, pues las diferentes categorías de conducta (acción, emoción y cognición) trabajan conjuntamente en cada ser humano y son mutuamente influyentes, dentro de una estructura de personalidad formada por condiciones ambientales y biológicas tanto históricas como actuales, sin perder de vista, además, los efectos en retroalimentación que tiene la conducta del individuo con su ambiente.


Esta terapia tiene en particular
Principios terapeúticos

La terapia actúa al poner al paciente  en situación y de exposiciones graduadas a las situaciones que causan un ansiedad. Por ejemplo, en el caso de una disfunción Sexual  , el paciente debe en primer lugar imaginar a su pareja , luego observar imágenes de interaccion y aprende a controlar las manifestaciones fisiológicas del miedo y ansiedad.

La terapia cognoscitiva actúa sobre los pensamientos del paciente que presentan una distorsión cognoscitiva (por ejemplo, un miedo excesivo de ser disfuncional o no querido, esto podrá ser combatido por una información sobre la enfermedad en cuestión y la valoración de los riesgos reales).
Las terapias cognoscitivas, a la consecuencia, en particular, de los trabajos de Beck, aparecieron como un complemento necesario para el enfoque comportamentalista puro haciendo hincapié en la importancia de los esquemas inconscientes de pensamiento en el ser humano y la manera en que los esquemas disfuncionales pueden generar y/o mantener distintos desordenes mentales.


Desarrollo de una terapia

Los TCC son “terapias activas”: el psicoterapeuta no se limita a escuchar al paciente, sino intercambia con él, lo informa, le propone técnicas,le da redefiniciones ,  etc
Entre estas técnicas figuran la exposición (en imaginación, Terapia por realidad virtual u en vivo), la relajación, la elaboración, el modeling, la reestructuración cognoscitiva…

 

•Evaluación antes del tratamiento

El análisis funcional: se trata de estudiar cuál es el problema que se desea solucionar, de precisar este problema, incluir el contexto y la historia. Se trata de un análisis cualitativo.

Se efectúa también una evaluación cuantitativa. Se basa en varios elementos: auto registro, escalas de autoevaluación, evaluaciones externas.

 

•Instauración de un objetivo

Se trata sobre todo de un contrato terapeútico, determinando el objetivo de la terapia.
El objetivo se graduará: una vez orientado el problema, se habla de camino que conducirá a la Resolución, paso a paso.

 

•Aplicación del programa

La aplicación del programa consiste simplemente en seguir el programa, etapa por etapa. No se vuelve atrás , pero algunas veces , se puede pedir un poco más tiempo.


•Evaluación de los resultados

El terapeuta y el paciente evalúan el resultado de la terapia. Se tiene dado que ésta comenzaba por una evaluación, que otros pueden tener lugar en curso tratamiento. Esta última evaluación informará sobre el éxito de la terapia.