SEXOLOGÍA

La Sequedad Vaginal

 

La lubricación natural vaginal permite una textura suave y elástica.  Está regulada por factores hormonales, genéticos, medicamentosos o psicológicos. Este equilibrio natural de humidificación puede ser fácilmente alterado durante la vida de una mujer .La lubricación se manifiesta por un flujo transparente, más o menos abundante por todo el revestimiento de pared vaginal y vulvar. El aumento de la "exudación", es una señal de excitación femenina, es esencial para la penetración y facilitar los movimientos cóitales. Esta es protección y un activador de placer erótico.  Si la pared vaginal no se humidifica suficientemente, provoca lo que se denomina una sequedad vaginal.

Esta sequedad puede causar dolor durante la penetración o incluso la imposibilidad de tener relaciones sexuales.

 Erosiones y lesiones pruriginosas pueden ocurrir, causando lesiones diminutas en las paredes vaginales debido a la fricción sobre la mucosa seca. Esta experiencia dolorosa de las relaciones sexuales, pueden afectar la psique de la mujer e incluso perturbar la dinámica de pareja.
Las consecuencias psicológicas van desde el temor de relaciones sexuales con una pérdida de placer sexual, pasando por una disminución de la libido y, eventualmente, conducir a la negativa sistemática de cualquier contacto íntimo. .

A pesar de que muchas mujeres sufren estos episodios pasajeros durante su vida sexual , pocas  han recurrido a las soluciones a pesar de ser  sencillas y eficaces.
Estas mujeres a menudo lo ven como un problema transitorio o trastorno benigno o que no están preocupadas con la sexualidad.

 Además, estas mujeres a menudo desconocen el origen de esta sequedad a menos que ellas sean posmenopáusicas.
Sin embargo, es importante conocer los múltiples factores que pueden interferir y desestabilizar la lubricación vaginal natural.
Esto permitiria liberar sentimientos injustificados de culpabilidad hacia su pareja y consultar para ser tratada  de manera eficaz.


Causas de sequedad vaginal

Las causas son variadas,  puediendo  sumarse  y multiplicar sus efectos adversos  


Causas hormonales:

1 - En la primera línea, deficiencia de estrógenos, esta  se produce habitualmente  en el momento de la menopausia
2 Cambios en el equilibrio hormonal, por ejemplo durante la lactancia
3. - El embarazo, especialmente durante el primer trimestre
4. - Trastornos ováricos.

Causas medicamentosas

Algunas píldoras anticonceptivas, antihistamínicos, los vasoconstrictores, algunos antidepresivos, algunos anti-acneicos, los efectos secundarios de determinados quimioterapia, tratamientos de cáncer de mama antihormonales.

 

Las causas infecciosas

Infecciones vaginales (incluidas las levaduras) que, así como la sequedad vaginal, acompañado por picor, flujos de mal olor  o pérdidas blanquecinas de consistencia anormal.


Malos hábitos de salud

1. -El tabaco por la acción de la nicotina vasoconstrictora
2. El alcohol que causa deshidratación
3. El estrés, la fatiga
4. Una higiene intima excesiva

 

Causas psicológicas

A menudo están vinculados a la conducta sexual de la pareja, por ejemplo, la velocidad ( eyaculación precoz) o la ausencia de preliminares, la poca frecuencia sexual, la falta de deseo, el miedo a las relaciones sexuales, un malentendido ... La inhibición sexual  desconocimiento de su cuerpo, factores que  podrían incrementar  este problema.


Prevención y tratamiento de la sequedad vaginal

1. Tener actividad sexual con regularidad (ya sea en pareja o en solitario) para mejorar el flujo sanguíneo genital, evitar la atrofia de los órganos genitales y por lo tanto, reduciría la sequedad vaginal.
2. Prolongar los preliminares antes de tener relaciones sexuales.
3. Efectuar regularmente los ejercicios de Kegel, estos consisten en fortalecer y relajar los músculos que soportan los órganos pélvicos y el recto. La alternancia de tensión y relajación fortalece el piso pélvico y pueden mejorar la función sexual, permitiendo además la reducción de la incontinencia urinaria (escapes involuntarios de orina desde la vejiga).
4. Utilizar lubricantes o humectantes que se   venden libremente en todas las farmacias (no utilizar vaselina o aceite lubricante, generan porosidad en los preservativos, perdiendo estos su eficacia).
5. Reducir el estrés diario.
6. Restauración de un estilo de vida saludable, detener o reducir el consumo de tabaco y alcohol...
7.  Una toilette íntima con jabón suave de pH neutro, una o dos veces al día sin duchas vaginales.
8. Consultar para estar mejor informada.
9. En el caso de la menopausia, tome el consejo de su médico acerca de:
- La terapia de reemplazo hormonal (la solución más eficaz al problema de la sequedad vaginal.)
La terapias no-hormonales (crema a base de vitamina E)
-La terapia con plantas medicinales (fitoestrógenos)

 

La excitación y la lubricación vaginal, Adaptado de Giraldi A et al