CIRUGÍA SEXUAL

Engrosamiento del Pene

 

 

La operación de aumento de la circunferencia consiste en un auto-trasplante de grasa bajo la piel del pene.
La intervención se desarrolla en 2 fases operatorias y dura 1/2 hora. En primer lugar, la extracción de la grasa en la cara interna de los muslos, del abdomen o el pubis.
Luego, la instauración de la grasa. Se injerta este tejido,  se realiza gracias a una instrumentación muy fina, con ayuda de cánulas introducidas en el plan subcutáneo del pene.
El resultado final se obtiene en 3 a 6 meses por término medio, después de la fase de instalación del injerto. La ganancia observada se incluye generalmente entre 2 y 4 cm. de circunferencia.

 


Materiales inyectables utilizados
La inyección de grasa.

La inyección de grasa autóloga, es  una técnica,  que permite aumentar la  circunferencia del pene. Esta técnica implica la utilización  de la grasa abdominal  y posteriormente inyectarla en el pene.  Panfilov (2006), informó, que la inyección de 40-68 ml de grasa autóloga en el pene se tradujo en un aumento de 2,6 - cm en circunferencia del pene.
La grasa autóloga es económica y poco alergénica, pero  los resultados, con  grasa autóloga son variables y existe un grado de resorción en algunos pacientes

.

Inyección de gel de ácido hialurónico

La utilización de productos  inyectables, con gel de ácido hialurónico,  son ampliamente utilizados para el aumento de tejido blando facial. Recientemente, Kim et al (2003), informaron de sus hallazgos en el uso de este relleno de tejido, para el aumento  de tamaño glande peneano  en 187 hombres.
El grupo de estudio se dividió en dos subgrupos: un grupo de 87 hombres, que habían sido sometidos previamente,  a un injerto de grasa subcutánea para el aumento de la circunferencia del pene, pero sentían que el glande del pene seguía pequeño y un segundo grupo de 100 hombres que no habían sido sometidos a ningún tipo de  procedimiento sobre el  pene.
El Gel de ácido hialurónico (2 ml.) se inyectó en el glande del pene, consiguiendo un  aumento de la circunferencia glandular de 1,5 cm a un año de seguimiento. La  tasa de satisfacción postoperatoria fue elevada, y no hubo reacciones adversas graves.

 

Inyección de aquamid

Aquamid® es un hidrogel de poliacrilamida, ofrece claras ventajas respecto de otros rellenos de tejido blando inyectables utilizados para procedimientos estéticos, de reconstrucción, tratamiento de Incontinencia Urinaria y últimamente en Incontinencia rectal. Este hidrogel proporciona un aspecto y una sensación al tacto similares a los del tejido subcutáneo natural,
Elaborado con la tecnología de hidrogel, Aquamid® está compuesto por un 97,5 % de agua apirógena y un 2,5 % de poliacrilamida entrecruzada (figura 1), lo que da como resultado una combinación única de elasticidad, viscosidad y estabilidad, ideal para relleno y reconstrucción  de tejido blando y esfintérico.
Figura 1: Estructura química de Aquamid.


Un modelo de la estructura química de Aquamid
(Hidrogel de poliacrilamida) revela uniones cruzadas
creadas por lazos covalentes y la base de polímero que,
juntas, forman una molécula altamente estable y grande
(no es atrapada por macrófagos, con efecto migratorio disminuido).

 

El tratamiento con Aquamid ®, en general se recomienda en mayores de 21 años. Pacientes con micro-pene, anomalías congénitas o adquiridas (enfermedad de Peyronie’s), cuando se requiere la reconstrucción del pene para una función sexual satisfactoria, o como complemento de prótesis de pene o en indicaciones estéticas bien seleccionadas.

Proceso Quirúrgico: Pabellón de cirugía mayor ambulatoria con todas las medidas de asepsia (campos estériles, cirujano y equipo con tenida estéril,  instrumental estéril, flujo hepa, etc.)Dependiendo del paciente Anestesia local,  loco regional o general
Técnica de inyección: Una técnica de inyección adecuada es fundamental,  no sólo para obtener resultados estéticos óptimos,  sino también para reducir al mínimo el riesgo de infección, que puede tener lugar con la inyección de cualquier relleno de tejido blando. Debe seguirse un estricto procedimiento aséptico para evitar la contaminación. También es importante asegurar que los pacientes sean candidatos adecuados y que no estén afectados por algún trastorno que pudiera aumentar el riesgo de infección o tener otro efecto negativo en los resultados.
En nuestra serie de 67 casos, a dos años de seguimiento, observamos muy buenos resultados, tanto en relleno de glande como de pene sin efectos colaterales secundarios, con inyecciones entre 5 -15 cc de Aquamid ®
 

 

 

Procedimientos de injerto
Injertos de grasa cutánea.

Un injerto de grasa cutánea de dermis libre, incluye todas las capas de la piel y el subyacente tejido subcutáneo después de la eliminación de la epidermis (Nguyen, 1990). Los datos han demostrado que la tolerancia, para una  mayor  supervivencia, de los adipocitos injertados,  depende de una transferencia del injerto rápida y  atraumática.

 

Los aloinjertos.

 Alloderm es una matriz inerte dérmica acelular derivada de tejido de la piel humana donada, las complicaciones del producto,  incluyen la erosión, la fibrosis, Infección, la resorción y pérdida de la piel, que puede tener un grave efecto sobre la longitud del pene y la función (Bruno, 2007). Debido a los datos limitados, el Alloderm  aún debe considerarse como un procedimiento de investigación en cirugía peneana.

 

Injertos venosos

Esta técnica de  cirugía de aumento cavernoso o  Corpoplastia, consiste  en que los cuerpos cavernosos se amplían  por implantes del injertos venosos bilaterales, fue descrita por primera vez por Austoni et al. (2002). En este procedimiento, una incisión longitudinal de la túnica albugínea desde el pubis hasta el glande a lo largo de la cara lateral de cada uno de los cuerpos cavernosos, luego  los segmentos de vena safena se suturan  en la túnica albugínea. La  corpoplastia podría ser recomendada para los pacientes con severas deformaciones peneanas, principalmente  relacionados con el estado de erección del pene (Austoni,2002 ). Este procedimiento puede asociarse a implante de prótesis de pene.

 

Diagnóstico diferencial - síndrome del pene pequeño

El "síndrome del pene pequeño " (SPP) se define como una ansiedad por los genitales, principalmente el pene, observado por el paciente, directa o indirectamente (vestido), esto se origina  por  la preocupación de   la longitud y/o grosor del pene en estado flácido, el paciente cree que su pene es de tamaño  inferior a  lo normal para un hombre adulto, a pesar de la evidencia  de un examen clínico y de los estudios complementarios como la medición ecotomografía/ Doppler del tamaño y funcionalidad normal  de su  pene,  para contrarrestar empíricamente esta percepción.
Podría ser una rumiación obsesiva sobre esta percepción, o parte de un trastorno dismórfico corporal (TDC). El grado de  angustia, el nivel de compromiso  emocional y de deterioro del comportamiento,  es a menudo mucho mayor que el  tamaño y naturaleza del defecto. A menudo, la cuestión morfo –funcional específica de pene, es un problema que acarrea desde la niñez, con sus primeras interacciones en gimnasios o ha permanecido latente, no expresada  y/o simbolizada conscientemente.  El tamaño del pene sería entonces en algunos casos  un problema  no reconocido abiertamente, y a menudo precipitada  por  una situación en particular  o contexto, estos generan en un terreno particular, el sufrimiento del paciente, por ejemplo interacción con una pareja que expresa indirectamente o de manera explícita su descontento con el tamaño del pene del paciente (“lo tienes chico”, “mi pareja anterior lo tenía más grande y podía tener placer y sentirme como  mujer”), (Fox, 2006).

 

Tratamiento de ampliación y modelaje del  glande (cabeza del pene) pequeño y/o con  deformaciones

El glande es una estructura única que contribuye en gran medida a las sensaciones erógenas, tiene una gran sensibilidad y es rico en terminaciones nerviosas especializadas. A pesar de su rico aporte vascular dual, siendo la estructura final del pene,  es relativamente sensible  a  la oclusión vascular y  por tanto a la pérdida de tejido..
La  Mutilación accidental puede ser el resultado de traumatismos accidentales o provocados, mordeduras de animales, etc.  El síndrome de la estrangulación con anillos  y automutilación también  han sido informado por múltiples autores. Las pérdidas de tejido, secundarias a una cirugía genital  iatrogénica, incluyen la resección  en el caso de  neoplasias y también son posibles como resultados de la cirugía de hipospadias,
Las Anomalías en el  tamaño y forma del glande  pueden ser congénitas o adquiridas. Puede ser pequeño como un fenómeno congénito aislado  o como parte de  una  anomalía tipo hipospadias, epispadias  o de un traumatismo genital
Las lesiones adquiridas y  anomalías secundarias, pueden causar extrañas deformidades y  defectos de los tejidos, las que  pueden ser provocadas o  infligidas por accidentes,  traumatismos genitales y  vasculares. También es de interés post prótesis de pene, ya que el glande pierde capacidad eréctil.

 

Técnica quirúrgica

Se inyecta Aquamid® sub-epitelialmente, en condiciones estrictamente asépticas con una la aguja calibre 29 utilizando una técnica de deslizamiento retrogrado  y comprimiendo el  lugar de la inyección durante unos minutos después de la retirada de la aguja.  En general se requieren  2 a 4 ml de hidrogel. Múltiples procedimientos están reservados a los glandes más grandes, con mayores deformidades, inyecciones repetidas en intervalos mensuales, hasta obtener  una  forma y tamaño del glande satisfactorio